top of page

Promover la independencia y autonomía infantil

La infancia es el momento perfecto para aportar a los niños las herramientas necesarias para el desarrollo de su autonomía, porque con la autonomía aprenden a pensar por sí mismos. También es necesario que, como padres y madres, aprendamos a cultivar la confianza en ellos y les permitamos independencia. Así mas adelante podrá tomar sus propias decisiones, asumir responsabilidades y saber gestionarlas.


Antes de meternos en faena, vamos a hacer una aclaración importante, ¿cuál es la diferencia entre autonomía e independencia? Según Edgard Deci, un reconocido investigador de la motivación humana, la independencia significa “tener la capacidad de hacer las cosas por uno mismo sin depender de los demás”. En cambio, autonomía es “tener la capacidad de actuar libremente y de elegir nuestras opciones”.

¿Cómo podemos desarrollar sus habilidades y su independencia? Podemos generar esa independencia en cuatro tipos de actividades.

1. Cuidado de la persona:

Todo lo relacionado con la higiene personal y el vestir.

  • Quitarse y ponerse el abrigo, colgarlo de su percha.

  • Lavarse las manos y la cara.

  • Quitarse y ponerse las zapatillas y dejarlas en su estante.

  • Lavarse los dientes.

  • Cepillarse el pelo.

  • Abotonarse y desabotonarse.

  • Elegir la ropa.

2. Cuidado del ambiente:

Todo lo relacionado con el orden y la limpieza, los estimula para cooperar en las actividades domésticas, que les otorga sentido de pertenencia dentro de la familia.

  • Barrer.